miércoles, 12 de noviembre de 2008

Entrevista a Julian Lopez en diario QUE!

"Los animales son los mejores cómicos del mundo"


Qué! charla con Julián López, que anoche cerró en Madrid la gira de Paramount Comedy con varios compañeros del programa de La 2 'Muchachada Nui'.

Además de la gira de monólogos de Paramount Comedy, ¿en qué estás trabajando?

Estamos con la tercera temporada de 'Muchachada Nui', que volverá en enero. El grupo es el mismo, nos gusta llamar a amigos y a colegas del medio, pero la próxima temporada somos el mismo grupo.

¿Qué te dice la 'muchachada' por la calle?

De todo, pero suelen ser muy complacientes cuando te dicen que les haces pasar un buen rato. Llevo una semana con muchos comentarios de la gente que te dice 'Qué buen rato me haceis pasar'. A veces soy de los que piensan si con esta profesión haces algo bueno malo y te comparas con médicos y gente que hace algo por la humanidad, así que viene bien escucharlo.

¿Cómo es el ambiente de 'Muchachada Nui'?

Es muy distendido, somos como una familia, no sólo los que salimos delante de las cámaras. Soy de los de risa floja y conmigo tienen que cortar bastante las grabaciones. Es como irte a tomar cañas con los amigos pero estamos trabajando. Somos unos privilegiados.

¿Con qué momento o personaje te quedas?

Es un gran abanico de personajes, no es como antes. Me siento muy suelto cuando hacemos los Marciales y hago de gañán, que curiosamente se me da bastante bien. Me siento sueltecico, como cuando estás en pijama. También de conejo o de zombie con el maquillaje.

¿Cómo lleva tu éxito la gente de tu pueblo?

Con mucho orgullo. Mi pueblo es pequeño y que vean a alguien que está en la tele les encanta. Voy bastante y ya se ha normalizado la situación, pero siempre comentan lo de la tele.

¿Cuál fue el momento clave en vuestra carrera?

La ciudad clave fue Cuenca. Aunque la mayoría se conocía de antes en Albacete, en Cuenca compartíamos Raúl, Ernesto y yo la residencia universitaria y empezamos a hacer el imbécil. Joaquín y Areces eran de una promoción de Bellas Artes anterior. Nos iban llamando los unos y los otros y Paramount siempre ha dado facilidades a la gente de la calle para hacer cosas.

¿Los monólogos se han convertido en una fórmula segura para triunfar en la televisión?

Cuando llegué, no tenía una pretensión especial de dedicarme a esto. Yo soy músico y quería vivir de la música. Había visto a Eva Hache y a Agustín Jiménez, por ejemplo, que habían salido y yo pensaba que no me iba a pasar. Hay muchos cómicos que se van renovando y de ahí sale gente que nutre a los programas de televisión. Está muy bien esa cantera y hay que cuidarla bastante.

¿Cómo se busca la inspiración?

No era mi intención grabar monólogos en Paramount, pero como es un canal que apuesta por el stand up, empecé. Observas en la calle, anotas cosillas, también recuerdos que tienes... Raro es el día que no escuchas algo que vale para un mónologo. Todo lo cotidiano que te rodea vale para decirlo bien como lo oyes o puedes llevártelo a tu terreno y reconvertirlo.

¿Si tuvieras que hacer un monólogo sobre algo de la televisión, de qué sería?

La propia televisión en sí. Me hace gracia y me da miedo a partes iguales que por salir en la tele, que es un trabajo más, la gente se piense que ya es amiga tuya. Tú sales en la tele haciendo un personaje y hay gente que se cree que eres el personaje.

¿Quién tiene peor humor de tus compañeros de Muchachada Nui?

Ernesto suele ser seriote de cara a la galería. El público piensa que es más serio, pero en realidad es tímido. Los demás también, así que no hay ninguno en especial que tenga mal humor.

¿Sois entonces más tímidos de lo que la gente piensa?

Sí, somos desvergonzados en general, pero en una situación normal somos tímidos. Yo soy muy tímido, con el tiempo sabes cómo hablar a la gente.

¿Qué es lo que más te hace reír?

Los animales. Para mí son los mejores cómicos del mundo. Y si van vestidos, mejor. Y los bigotes de broma, también.

Defínete como monologuista...

Soy bastante anárquico en mis monólogos. Suelo hablar de temas costumbristas y surrealistas. ¡Me meto en cada jardín! Intento hacer el papel de ingenuo, que en cierto modo lo soy.

Y a tus compañeros, ¿cómo los definirías haciendo monólogos?

Raúl Cimas es una máquina de devorar escenarios. Lleva un ritmo muy fuerte y rápido cuando habla en los monólogos. Es como una bestia en medio de la selva. De Ernesto Sevilla me encanta la seriedad que tiene y sus pausas. Es muy gracioso. De Joaquín me gusta su gama de gestos, sus maneras de hablar y lo gracioso que es. Es otra bestia en el escenario.

La última. ¿Cuál es tu hora más chanante del día?

La de la comida, me encanta comer. Y escuchar música.

julianlopez.jpg

Fuente
PAra mas info: LaMuchachadaNui.com